Violencia sexual debe tener una comisión oficial de la verdad histórica

En atención al comunicado de las FARC-EP, del pasado 2 de agosto, donde se plantea la creación de un equipo técnico-investigativo para la investigación de los crímenes sexuales cometidos en el marco del conflicto armado, nos permitimos llamar la atención sobre los siguientes puntos, a saber:

Los cuerpos y la vida de millones de mujeres en el mundo y claramente en Colombia, han sido marcados por la violencia sexual. Como lo ha ratificado en sus pronunciamientos el Secretario General de las Naciones Unidas, más que un problema de salud pública, es uno de los crímenes más abominables.

Por eso, hacemos nuevamente un llamado a quienes tienen en sus manos la responsabilidad histórica de abrir el camino a la verdad, justicia, reparación y no repetición, que este tema tenga un tratamiento de urgencia:

1. Reconocemos la importancia que tiene la solicitud de creación de un equipo técnico-investigativo, que se concentre en la documentación de hechos de violencia sexual y de género en el marco del conflicto. Ello se corresponde con el llamado que se aportó a la subcomisión de género, en abril pasado: Cinco claves para un tratamiento diferencial de la violencia sexual en los acuerdos sobre la justicia transicional en el proceso de paz.

2. Sin embargo, llamamos la atención sobre lo valioso de esta iniciativa para constituir una herramienta de construcción de la verdad y la memoria y cómo se hace necesario que las acciones encaminadas a ello, no vayan acompañadas de discursos que revictimicen, o pretendan poner sobre las mujeres la carga de la prueba.

3. Rechazamos la calificación de denuncias realizadas por mujeres, sobre presuntos delitos sexuales, como “falsos positivos sexuales”. Dicha expresión, se constituye en una forma de revictimización, va en contra de la búsqueda de verdad y justicia y atropellan la dignidad de las sobrevivientes que hoy son columna vertebral de sus comunidades y de la misma sociedad colombiana. Esto lo único que genera es una deslegitimación de los testimonios, que para nosotras no tienen uniforme, color, raza, creencia ni condición social.

4. Reiteremos que es urgente la creación de una comisión oficial de la verdad histórica sobra la violencia sexual contra las mujeres y niñas, y que esta debe garantizar la voz de las mujeres, estableciendo criterios de paridad en su conformación, incluyendo lineamientos de género que lleven a conclusiones idóneas de memoria y el conocimiento y experiencia de las mujeres desde sus territorios.

5. Esperamos un pronunciamiento en el mismo sentido por parte de la delegación negociadora del Gobierno, ya que si bien es cierto que ha habido diferentes pronunciamientos rechazando la violencia sexual, no se ha materializado una herramienta para darle un trato diferencial a la investigación de estos crímenes y esta problemática.

6. Seguiremos nuestro trabajo reivindicativo de las sobrevivientes de violencia sexual, ratificando que la única salida al conflicto armado es el diálogo, acompañado de la verdad. La verdad y el reconocimiento de las responsabilidades es la única forma de hallar una paz verdadera. 

Adriana Benjumea, Humanas Colombia

Claudia Mejía, Corporación Sisma Mujer

Beatriz Quintero, Red Nacional de Mujeres

Jineth Bedoya L, No Es Hora De Callar

Red Nacional de Mujeres

La Red Nacional de Mujeres es una alianza de diversas organizaciones sociales de mujeres independientes que trabajan por la realización integral de los derechos humanos en el país con un enfoque feminista.

Sitio Web: rednacionaldemujeres.org