Bogotá, miércoles 17 de julio de 2013. Las organizaciones de mujeres abajo firmantes, expresamos nuestra preocupación por las declaraciones del presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, sobre la posibilidad de no renovar el mandato de la Oficina de Derechos Humanos de las Naciones Unidas en Colombia, y damos nuestro total respaldo a la OACNUDH dada la relevancia de su labor en el país y la difícil situación de derechos humanos que aún no se ha superado.

Para La Red Nacional de Mujeres, la comunicación de la guerrilla de las FARC de “suspender operaciones ofensivas militares contra la Fuerza Pública y actos de sabotaje contra la  infraestructura pública o privada durante el 20 de noviembre hasta el 20 de enero de 2013” es bienvenida porque representa un mensaje de tranquilidad para sociedad colombiana, principalmente para las comunidades donde se desarrolla la confrontación armada. 

Consideramos que para las mujeres y sus familias, las comunidades indígenas, campesinas y afrodescendientes, este mensaje tiene un significado profundo en su vida cotidiana, ya que un actor armado afirma que no hará sabotajes, que no realizará durante un mes acciones  armadas en los territorios. El hecho de disminuir el ruido de balas y sus funestas consecuencias significa menos vidas perdidas en esta guerra absurda, (desde que comenzó este proceso la guerrilla ha dirigido 48 atentados con 17 civiles muertos y 30 miembros de la Fuerza Pública); significa que las poblaciones en sus territorios puedan percibir la libertad de movilizarse  sin miedo y,  entre ellas, las mujeres, azotadas por el desplazamiento y la violencia sexual.

Este mensaje trae esperanza también a las organizaciones de paz, a las mujeres y a todas las personas que esperamos anuncios como éste, decisiones que signifiquen  protección y respeto para la población civil y para su entorno vital. Si somos optimistas, esta experiencia puede generar condiciones favorables para la construcción de confianza sobre la paz posible y sería una muestra de parte de la insurgencia de que va en serio a  negociar el conflicto.

Tenemos la ilusión de que efectivamente se cumpla en el terreno, y esperamos también que la Fuerza Pública mida y disminuya  sus acciones en los territorios donde se ha declarado esta tregua, en aras de proteger a la población.

Hacemos un llamado a la insurgencia para que esta decisión signifique, también, menos mujeres utilizadas en los campamentos de la guerra, es decir mayor respeto a los derechos y vida de las mujeres en los territorios de control militar.

RESOLVER EL CONFLICTO ¡EN BUSCA DE LA PAZ!

La Red Nacional de Mujeres, la Corporación Sisma Mujer y la Mesa por la Vida y la Salud de las Mujeres rechazan el atentado que sufrió Mónica Roa, directora para Latinoamérica de la ONG Women’s Link Worlwide y abogada activista pro la despenalización del aborto en Colombia.

Los hechos de agresión se presentaron el día lunes 7 de mayo de 2012, cuando Mónica se encontraba en una reunión en su oficina con otras personas y sintieron un contundente sonido que fue provocado por el impacto de un balín, al parecer accionado por una pistola de gas, que provocó el rompimiento de los vidrios de una ventana del lugar donde se encontraba la activista.

La Corporación Red de Empoderamiento de las Mujeres de Cartagena de Indias y Bolívar rechaza enérgicamente la continua amenaza de que venimos siendo objeto por parte de diferentes grupos armados al margen de la ley como son el ERPAC y Los Rastrojos Comandos Urbanos.

 

Señor Presidente:

Las organizaciones de mujeres firmantes, saludamos su decisión de iniciar un proceso de diálogo con la insurgencia para lograr en fin del conflicto armado. Creemos que la construcción de la paz con un proceso de negociación, es un paso importante y necesario.

Después de tantos años de confrontación, donde la población civil y en particular las comunidades indígenas, afros, mujeres y niñas/os son los más afectados en sus proyectos vitales, poner fin a esta guerra endémica será fundamental para que en Colombia se generen procesos de reconciliación.

PRONUNCIAMIENTO PÚBLICO.

RECHAZO A LAS AMENAZAS HACIA LAS LIDERESAS PARTICIPANTES EN EL COMITÉ DE SEGUIMIENTO DEL AUTO 092 DE LA CIUDAD DE CARTAGENA

La Red Nacional de Mujeres denuncia nuevas amenazas a organizaciones de mujeres, lideresas y defensoras de los derechos de las víctimas del conflicto armado, participantes en el Comité de Seguimiento del Auto 092 en la ciudad de Cartagena por parte del grupo armado autodenominado ERPAC.