Subcategorías

La alienación parental no existe y pone en peligro a nuestras niñas y niños

La alienación parental no existe y pone en peligro a nuestras niñas y niños (0)

Bogotá, abril 6 de 2019.

La alienación parental: el falso síndrome que pone en peligro a la niñez y vulnera los derechos de las mujeres por medio de las autoridades, quienes ejercen violencia institucional en contra de ellas.

 

Ver comunicado

Ver artículos...

Comunicado de respaldo al texto aprobado por el Senado de la República para garantizar la inclusión y representación política de las mujeres colombianas en el marco del PROYECTO DE ACTO LEGISLATIVO No.018/14 SENADO y No. 153/14 en CÁMARA “Por medio del cual se adopta una reforma de Equilibrio de Poderes y Reajuste Institucional y se dictan otras disposiciones”

“La participación de las mujeres en todas las esferas de la vida social, en igualdad de condiciones con el hombre, es indispensable para el desarrollo pleno y completo de un país” CEDAW

Bogotá 7 de octubre de 2014.  Las organizaciones que hacen parte de la Mesa de Género del Grupo de Interés sobre la Reforma Política (GIREPO)[1], La Red Nacional de Mujeres y la Corporación Sisma Mujer, consideran un avance democrático el que la Comisión Primera de Senado haya aprobado que partidos y movimientos presenten listas cerradas a cargos públicos con un sistema en el que hombres y mujeres pueden ser elegidos en igual proporción, tal como lo sugirió este grupo en comunicaciones con Congresistas y Gobierno Nacional.

Durante los días 17 y 18 de septiembre se realizará el “Foro Internacional - Mujeres, participación política y procesos de paz: Experiencias de Colombia, El Salvador y Guatemala a la luz de la resolución 1325 de las Naciones Unidas”¸ que busca generar un espacio para compartir las experiencias de estos países en construcción de paz, postconflicto, conflictividad socio-ambiental y participación política de las mujeres en escenarios de conflicto armado y postconflicto.

Organizaciones de mujeres y mujeres lideresas respaldamos el proceso de diálogo para la terminación del conflicto armado, que se viene adelantando en la Habana entre el Gobierno del Presidente Santos y la insurgencia de las FARC-EP, valoramos los avances en los tres puntos discutidos hasta el momento y consideramos que es un paso hacia la terminación del conflicto armado que durante largas décadas el país ha vivido.

Bogotá, miércoles 17 de julio de 2013. Las organizaciones de mujeres abajo firmantes, expresamos nuestra preocupación por las declaraciones del presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, sobre la posibilidad de no renovar el mandato de la Oficina de Derechos Humanos de las Naciones Unidas en Colombia, y damos nuestro total respaldo a la OACNUDH dada la relevancia de su labor en el país y la difícil situación de derechos humanos que aún no se ha superado.

Para La Red Nacional de Mujeres, la comunicación de la guerrilla de las FARC de “suspender operaciones ofensivas militares contra la Fuerza Pública y actos de sabotaje contra la  infraestructura pública o privada durante el 20 de noviembre hasta el 20 de enero de 2013” es bienvenida porque representa un mensaje de tranquilidad para sociedad colombiana, principalmente para las comunidades donde se desarrolla la confrontación armada. 

Consideramos que para las mujeres y sus familias, las comunidades indígenas, campesinas y afrodescendientes, este mensaje tiene un significado profundo en su vida cotidiana, ya que un actor armado afirma que no hará sabotajes, que no realizará durante un mes acciones  armadas en los territorios. El hecho de disminuir el ruido de balas y sus funestas consecuencias significa menos vidas perdidas en esta guerra absurda, (desde que comenzó este proceso la guerrilla ha dirigido 48 atentados con 17 civiles muertos y 30 miembros de la Fuerza Pública); significa que las poblaciones en sus territorios puedan percibir la libertad de movilizarse  sin miedo y,  entre ellas, las mujeres, azotadas por el desplazamiento y la violencia sexual.

Este mensaje trae esperanza también a las organizaciones de paz, a las mujeres y a todas las personas que esperamos anuncios como éste, decisiones que signifiquen  protección y respeto para la población civil y para su entorno vital. Si somos optimistas, esta experiencia puede generar condiciones favorables para la construcción de confianza sobre la paz posible y sería una muestra de parte de la insurgencia de que va en serio a  negociar el conflicto.

Tenemos la ilusión de que efectivamente se cumpla en el terreno, y esperamos también que la Fuerza Pública mida y disminuya  sus acciones en los territorios donde se ha declarado esta tregua, en aras de proteger a la población.

Hacemos un llamado a la insurgencia para que esta decisión signifique, también, menos mujeres utilizadas en los campamentos de la guerra, es decir mayor respeto a los derechos y vida de las mujeres en los territorios de control militar.

RESOLVER EL CONFLICTO ¡EN BUSCA DE LA PAZ!