¡Porque vivas nos queremos!

  • Publicado en Comunicados Alianzas

Bogotá, octubre 19 de 2016


Sandra, Rosa Elvira, María, Marcela, Juliana, Natalia y miles más, son los nombres de las mujeres que han sido asesinadas por el hecho de ser mujeres en Colombia.

Según datos oficiales del Instituto Nacional de Medicina Legal, cada tres días muere una mujer en el país en manos del hombre con quien compartía o había compartido su vida. Las cifras del Informe Forensis de 2015 revelan que las mujeres fueron la población más afectada por la violencia de pareja (86%). En el 47% de los casos, el presunto agresor era su compañero permanente y en un 29% su excompañero. Los departamentos con mayor número de casos de violencia de pareja fueron en ese año, Bogotá (11.259); Antioquia (4.809); Cundinamarca (3.590); Valle del Cauca (3.487); y Santander (2.379).

Estos mismos departamentos aparecieron en el informe como las zonas con mayores casos de presunto delito sexual, crimen en el que las mujeres fueron también las principales víctimas en un 85,2%.

Si bien las cifras no reflejan la magnitud de este flagelo, son muestra de que las violencias contra las mujeres, y los feminicidios como su máxima expresión, siguen siendo una realidad no solo en el país, sino también en el mundo. No es en vano que hoy, mujeres en Argentina, México, Nicaragua, Chile y varios países más de América Latina y el Caribe alcen sus voces y hagan un paro ante el aumento de feminicidios en sus países.

Como Mesa por el Derecho de las Mujeres a una Vida Libre de Violencias , nos sumamos a estas protestas y alzamos también nuestras voces porque no queremos que ninguna mujer más se vea sometida a estas violencias, no queremos que ninguna más sea asesinada.

Desde 2008, año en el que se emitió la Ley 1257 (ley de no violencias contra las mujeres), como colectivo de mujeres hemos manifestado que el desconocimiento y falta de información de la normatividad vigente, las dificultades para el acceso a la justicia, la discriminación, las actuaciones erradas y con sesgos estructurales, la legitimación social de las violencias contra las mujeres, y la falta de acciones concretas por parte del Gobierno para prevenir, erradicar y sancionar las violencias contra las mujeres, son obstáculos que deben superarse para combatir este flagelo que diariamente sigue dejando víctimas.

Es además fundamental que se ejerza un efectivo control político, para que las entidades competentes en la implementación de esta ley, y de otras como la Ley 1761 de 2015 (Ley Rosa Elvira Cely), cumplan con lo que la normatividad les dicta y así, las mujeres sean realmente atendidas, asesoradas y se prevengan a tiempo los riesgos de feminicidios.

Hoy decimos y reafirmamos que No queremos NI UNA MÁS, ni una mujer más violentada, ni una mujer más violada, ni una mujer más asesinada. Como colectivo, como compañeras y como mujeres, manifestamos nuestro respaldo a toda iniciativa en el mundo que tenga intención de protesta, de lucha, de indignación, de exigencia y de resistencia y nos sumamos a los millones de mujeres que en Latinoamérica hoy marchan, paran y se manifiestan en contra del machismo y la misoginia.

Aquí estamos y apoyamos porque #VivasNosQueremos

Mesa por el Derecho de las Mujeres a una Vida Libre de Violencias
Email: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.
Contacto: Susana Mejía González
Celular: 300 6495150

Red Nacional de Mujeres

La Red Nacional de Mujeres es una alianza de diversas organizaciones sociales de mujeres independientes que trabajan por la realización integral de los derechos humanos en el país con un enfoque feminista.

Sitio Web: rednacionaldemujeres.org