Bogotá, octubre 19 de 2016


Sandra, Rosa Elvira, María, Marcela, Juliana, Natalia y miles más, son los nombres de las mujeres que han sido asesinadas por el hecho de ser mujeres en Colombia.

Según datos oficiales del Instituto Nacional de Medicina Legal, cada tres días muere una mujer en el país en manos del hombre con quien compartía o había compartido su vida. Las cifras del Informe Forensis de 2015 revelan que las mujeres fueron la población más afectada por la violencia de pareja (86%). En el 47% de los casos, el presunto agresor era su compañero permanente y en un 29% su excompañero. Los departamentos con mayor número de casos de violencia de pareja fueron en ese año, Bogotá (11.259); Antioquia (4.809); Cundinamarca (3.590); Valle del Cauca (3.487); y Santander (2.379).


Reconocimiento del senador Marco Aníbal Avirama al trabajo de la Coalición 1325 y a la importancia de esta resolución en nuestro país. En el siguiente enlace pueden descargar el texto completo.

Descargar texto






En el siguiente enlace pueden consultar el texto escrito por la campaña No es Hora de Callar-Jineth Bedoya; Corporación Sisma Mujer-Directora Claudia Mejía Duque; Red Nacional de Mujeres-Directora Beatriz Quintero y Corporación Humanas-Directora Adriana Benjumea.








Este año nos hacen falta 22 mujeres, 22 vidas truncadas por la violencia, 22 hijas, madres, esposas, hermanas, amigas, compañeras, ciudadanas que ya no están.  Fueron asesinadas con repertorios diversos de violencias cargados de odio y de crueldad, perpetrados en algunos casos por los hombres que supuestamente las amaban y las debían cuidar.

Cinco redes y plataformas de organizaciones de mujeres y derechos humanos, con presencia en Colombia y en los Estados Unidos, que trabajan por el cumplimiento de los compromisos de las Naciones Unidas con los derechos de las mujeres, le hicieron un llamado al Señor Ban Ki-moon, Secretario General de las Naciones Unidas, con varias recomendaciones a tener en cuenta durante la preparación y el despliegue de la Misión Política a Colombia, que aseguren la promoción de la igualdad entre mujeres y hombres y promuevan la protección de la población civil, en particular de mujeres y niñas, en los procesos de mantenimiento, observación de la paz y la dejación de armas.

La Fundación Mujer y Futuro eleva su preocupación a las autoridades locales, regionales y nacionales, y a la ciudadanía en general por el incremento de las violencias hacia las mujeres que se ha presentado en el primer semestre del año 2014  afectando gravemente la vida de muchas mujeres, niñas, niños y familias. Día  tras día se han presentado asesinatos, golpizas, mordidas, torturas, descuartizamientos y otros vejámenes a mujeres por parte de sus parejas, excompañeros, novios, exnovios y/o desconocidos, sin que se tomen medidas concretas y eficaces para que las mujeres sean protegidas y debidamente atendidas.