La Mesa por el derecho de las Mujeres a una vida Libre de Violencias, presentó éste 03 de diciembre el Segundo Informe de Seguimiento a la Implementación de la Lay 1257. 

 

ORGANIZACIONES FEMINISTAS DE LATINOAMERICA Y EL CARIBE PRESENTES EN NACIONES UNIDAS

(Nueva York, abril 2014) Más de un centenar de representantes de organizaciones feministas, de jóvenes de la sociedad civil de América Latina y el Caribe, efectúan seguimiento a las delegaciones de los estados miembros que se encuentran reunidos en la 47 sesión de la Comisión de Población y Desarrollo de Naciones Unidas, con el fin de evaluar la implementación del Programa de Acción de la Conferencia Internacional de Población y Desarrollo  (El Cairo, 1994), 20 años después.

El pasado miércoles 18 de junio, el Presidente de la República Juan Manuel Santos sancionó la  Ley 1719 de 2014, que busca garantizar el acceso efectivo a la justicia de las mujeres víctimas de violencia sexual, especialmente en el contexto del conflicto armado.

Esta ley ordena a los funcionarios y las funcionarias que adelantan la investigación juzgamiento de hechos de violencia sexual que ocurren de manera sistemática o generalizada de acuerdo con las disposiciones del Estatuto de Roma, por parte de los actores del conflicto, declarar dentro del proceso que dicha conducta tiene el carácter de delito de lesa humanidad, y por lo tanto es imprescriptible.

Han pasado 100 días desde que el grupo armado extremista Boko Haram secuestró a 200 niñas en Nigeria mientras ejercían su derecho fundamental a la educación.

Más de 200 niñas fueron secuestradas el día 15 del mes abril y durante 100 días han sufrido diferentes violencias; violencia institucional, violencia sexual, tráfico sexual, explotación sexual, privación de su libertad, matrimonios forzados, prostitución y tortura, nuevamente los viejos dispositivos y marcadores de opresión y exclusión son reflejados en los cuerpos de las mujeres. Este secuestro además de representar la resistencia del patriarcado a reconocer a las mujeres nigerianas como sujetas de derechos es un claro ejemplo de la afectación directa y diferenciada del conflicto armado en la vida y cuerpo de las mujeres.

sample imgage

ONU Mujeres celebra por estos días el 12º aniversario de la Resolución 1325 sobre mujer, paz y seguridad del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas. Esta resolución se constituye en el primer  instrumento del Sistema que reconoce los efectos de los conflictos armados sobre la vida de las mujeres y el papel de éstas en la prevención de los conflictos y como actoras de paz.

El jefe del equipo de negociación por parte del gobierno, en el proceso de paz colombiano, se reunió con mujeres del Partido Liberal e integrantes de las Red Nacional de Mujeres, para escuchar sus propuestas. Lea el articulo sobre el encuentro.

Las 9 organizaciones de mujeres convocantes a la Cumbre de Mujeres y Paz, reciben con agrado la decisión del Presidente Juan Manuel Santos, de integrar a dos mujeres en el proceso de negociación con las Farc.

Noviembre 29 de 2013

 

La Coalición 1325 presenta el III Informe de Monitoreo de la Resolución 1325 de Naciones Unidas. Este informe realiza monitoreo a la aplicación de está Resolución por parte del Estado colombiano. Mide indicadores de participación política de las mujeres, protección a lideresas e impacto del conflicto en la vida de las mujeres. 

Cada 24 de marzo se conmemora el Día Internacional del Derecho a la Verdad y en esta oportunidad La Red Nacional de Mujeres adhiere a la "Campaña de la verdad", liderada por el Centro Internacional para la Justicia Transicional - ICTJ, con el objetivo de visibilizar la necesiadad que tienen las mujeres víctimas de violencias a conocer la verdad y a ser reparadas de manera integral.  

 

La Red Nacional de Mujeres, Cordaid, NIMD, Foro Nacional por Colombia y Conciudadania, lideran el “Programa Diálogo Democrático para la Seguridad Ambiental”, que busca mejorar la capacidad de la sociedad civil y la sociedad política para prevenir y manejar conflictos asociados con amenazas ambientales,  a través de diálogos democráticos entre actores. Asimismo, involucra una perspectiva de género en todas sus actividades y reconoce el papel destacado de  las mujeres en la búsqueda de la democracia y la paz.