En la Conferencia Internacional sobre Población y Desarrollo (El Cairo, 1994) y en la Conferencia Internacional sobre la Mujer (Beijing, 1995) fueron reconocidos los derechos sexuales y reproductivos como derechos humanos. Igualmente, éstos forman parte de los derechos protegidos en la Constitución Política de Colombia de 1991, por lo tanto es responsabilidad del Estado Colombiano darles cumplimiento y plena garantía.

En este sentido, para la Red Nacional de Mujeres, también es fundamental hacer seguimiento e incidencia para la protección de estos derechos; en este momento hace parte de La Mesa por la Vida y la Salud de las Mujeres, que hace seguimiento específicamente al cumplimiento de la sentencia C – 355 del 2006 que despenalizó el aborto en tres causales específicas: Cuando el embarazo es producto de violencia sexual, cuando la vida o la salud de la mujer esté en riesgo y cuando el feto presenta malformaciones incompatibles con la vida extrauterina.

Asimismo, la Red Nacional de Mujeres hace incidencia a través de diversos mecanismos y conferencias internacionales para que el Estado Colombiano expida y cumpla legislación favorable y que garantice de manera integral los derechos sexuales y derechos reproductivos.

 

 

 

La Red Nacional de Mujeres se ha convertido en un actor importante en términos de incidencia y trabajo para fortalecer la participación de las mujeres en los espacios de toma de decisión en el país. Nuestras principales acciones en este eje son:

- Incidencia en la aprobación ante el congreso de la Ley  581 de 2000, llamada Ley de Cuotas, que exige  que el 30% de los altos cargos públicos sean asumidos por mujeres.

- Seguimiento al cumplimiento de la Ley 581 de 2000: En muchas ocasiones el Estado ha hecho caso omiso a la Ley al momento de designar ternas para cargos de gran relevancia nacional. La Red Nacional de Mujeres ha instaurado denuncias, exigiendo la debida implementación de la Ley de Cuotas.

- Incidencia para la aprobación de la Ley 1475 del 2011: Que exige a los partidos políticos que al menos el 30%  sus listas electorales  esté conformadas por mujeres. En septiembre de 2011, la Red realizó un importante trabajo de incidencia para que el congreso no eliminara este artículo de la contrarreforma política que estaba a punto de aprobar.

En este mismo mes, la Red Nacional de Mujeres, en Alianza con el Programa Mujeres y Violencias y el PNUD, inicio un proceso de formación a mujeres que participarían en las elecciones a cargos de representación local. En este proceso nació la campaña política con sexto sentido, que quiere reconocer el compromiso de mujeres y hombres líderes políticos con la agenda de las mujeres, así como también fortalecer las capacidades políticas de las mujeres que desean acceder a cargos de toma de decisión en el Estado.

 
 
 

  

 

 

Colombia es uno de los países que presenta los más altos índices de violencia de género, impunidad y falta de acceso efectivo de las mujeres a la justica. En los últimos años se han generado diferentes y valiosos avances legislativos en pro de la eliminación de las violencias contra las mujeres, sin embargo para La Red Nacional de Mujeres es necesario seguir haciendo incidencia y seguimiento en este ámbito, ya que en Colombia las violencias basadas en género, siguen afectando de manera sistemática, específica y reiterada la calidad de vida de todas las mujeres del país; siguen profundizando las desigualdades de género, los índices de pobreza y perpetuando valores patriarcales que invisibilizan, vulneran y violentan los derechos de las mujeres colombianas. 

Desde la Constitución Política de 1991, el Estado Colombiano quedó encargado de aplicar medidas para que la igualdad entre hombres y mujeres sea real y efectiva, es por esto que desde diversas estrategias, leyes y normas se ha buscado erradicar la violencia contra las mujeres.
La Red Nacional de Mujeres desde sus diversas acciones y enfoques realiza un trabajo de incidencia, difusión y formación sobre la Ley 1257 de 2008 y sus decretos reglamentarios, esto en colectivo con una de sus alianzas, la Mesa Nacional de Seguimiento a la Implementación de Ley 1257 de 2008. Además del proceso colectivo de incidencia, ejecuta campañas de sensibilización que buscan generar transformación en el ámbito cultural y social.
Actualmente la RNM lidera la campaña Sin mi puño con mi letra, que busca establecer un diálogo directo con mujeres y hombres, que invita a deconstruir patrones culturales que naturalizan la violencia contra las mujeres, a no cometer actos que violenten y a denunciar los que conozcan.

 

 

La Red Nacional de Mujeres aporta a la construcción de la paz mediante dos líneas de acción:

Incidencia y monitoreo en la implementación de las Resolución 1325 de Naciones Unidas, Resolución que insta a los Estados que están en situación de conflicto armado, a implementar medidas especiales para las mujeres víctimas del conflicto armado, ésta fue adoptada el 31 de octubre del 2000 por el Consejo de seguridad de las Naciones Unidas, y prevé la participación de las mujeres en la toma de decisiones para la prevención, resolución de los conflictos armados y construcción de una paz durable y positiva.

Además de lo anterior, promueve el cese de la impunidad para los delitos basados en la discriminación de género perpetrados contra las mujeres en contextos de conflicto armado, fundamentado esto en el principio de justicia y reparación.

Finalmente la Resolución 1325 insta a los Estados Miembros a que garanticen la participación en pie de igualdad y la plena participación en todos los esfuerzos para mantener y promover la paz y la seguridad e insta a todos los agentes a que aumenten la representación de la mujer e incorporen una perspectiva de género en todas las esferas de la consolidación de la paz.

Para hacer seguimiento a la implementación de esta resolución, la red nacional de Mujeres convocó a la creación de un grupo de trabajo, llamado Coalición 1325, integrada por diversas organizaciones.